Sus metas siempre las tuvo clara, no le importó sacrificarse en un empleo u otro hasta alcanzar su objetivo. Sus ilusiones profesionales fueron el motor de arranque para no descansar. Tenía claro que cada paso la acercaba a ser la Mayte Purón que visualizó siempre.

Mayte es una cantante cubana que radica en Estados Unidos. Desde niña ya componía canciones, buscaba la inspiración en la cotidianidad de su infancia. La inocencia de su creación sentaron sus bases como compositora.

A pesar que al llegar a la Florida como toda persona en busca de un comienzo, inició trabajando como vendedora de flores, siempre tuvo claro que sus ambiciones estaban en la música.

Ella encontró en el camino de ascenso al éxito la fuerza necesaria para aventurarse en su carrera profesional, porque como la propia intérprete nos declara: todo el mundo trata de lanzarse a lo grande, sin darse cuenta que la vida se compone de pequeños detalles.

La Cubana no se detenía al escuchar un “No”; por lo contrario, en su mente tenía claro que la vida es aquello que te va sucediendo en el día a día y de ahí surgen la nueva dirección de nuestros planes.
Con esa constancia de mujer empoderada se ha consagrado desde el 2012 a cumplir las expectativas del público. Disímiles han sido los premios que engalanan los inicios de su carrera artística. Alcanzó el “Gran Premio de la Radio” en Bulgaria y el Premio de la Popularidad en Italia, además de recibir un premio en Los Ángeles en el Festival de Monitor Latino.

En pleno auge de su trayectoria musical Mayte nos regala en el año 2020 su sencillo “Hierba Mala” el cual ya cuenta con más de 1,6 millones de vistas en YouTube. Material producido por LG Music en colaboración con Cachita Universal Studio.

Como buena latina, regala su cariño convertido en arte. Esto lo asegura la maravillosa acogida que tuvo durante su gira por México. Tanto así, que la cantante nos confiesa que el pueblo mexicano lo lleva en cada latido.
El próximo single “Corazones” surge bajo esa necesidad de amar que nos impregna el 14 de febrero. Su alma recibe la hermosa energía de sus seguidores y convierte ese amor en musa e inspiración para componer nuevos temas.

Mayte asegura que le gusta el estilo urbano pero con su sello personal. Se exige a sí misma que las letras de sus canciones entren por la dermis de quien la escucha y hagan erizar su piel.
Es una creadora constante, ahora bajo el mismo ímpetu de su personalidad se inserta al mundo empresarial. Apuesta por la fabricación y comercialización de un tequila original bajo el nombre comercial de su propio éxito musical “Mala Hierba”. Producto que se lanzará próximamente al mercado.

Mayte Purón es de esas mujeres que no se detienen nunca. Su personalidad arrasadora la han llevado a construir el imperio de pasión que sostiene su carrera en el arte. Es el vivo ejemplo que contra la perseverancia y el esfuerzo no existe obstáculo que pueda competir, porque los sueños nacen para hacerse realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.